Recuperar el niño interior y el exterior

Recuperar el niño interior y el exterior

Share

Tengo la inmensa suerte de poder estar en contacto con niños y niñas durante cuatro horas a la semana.

Tengo la inmensa suerte de seguir haciendo de niño cuatro horas a la semana.

Romper mi postura vertical de seriedad lógica y buenas formas para pasar a adoptar las formas más extrañas:

De bicho, de árbol, de gusano que se arrastra, de globo que se eleva…

La inmensa suerte de jugar con la voz y abandonar mi tono y forma de hablar standard para hablar con una hormiga, una nube o un dinosaurio.

La inmensa suerte de jugar a todo aquello que dejamos de jugar a partir de los 10 u 11 años.

La inmensa suerte de que ellos me tomen como uno más, me acepten como  un niño mas ,” un poco más alto “.

Y sobre todo la inmensa inmensa suerte y a traes de volverme como ellos (o no haber dejado de serlo),

De animarles a conservar el juego y la imaginación, la intuición… cuando se vuelvan un poco más grandes…como yo.

Parafraseando una cita bíblica(A pesar de ser Apostata ):

“Si no os volviéreis y fuereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos…”

Mateo 18.1

 

FORMACIÓN TEATRAL PARA NIÑOS

Share
No Comments

Post A Comment