CHAMAN EXTERIOR CHAMAN INTERIOR

CHAMAN EXTERIOR CHAMAN INTERIOR

Share

Dice el gran Maestro de Teatro Peter Brook: “La autentica libertad se produce en el momento en que lo procede del exterior y lo que surge de dentro forman una perfecta combinación”.

Tratándose de teatro, la frase hace referencia  al momento en el que el actor recibe una consigna desde fuera y tiene que digerirla, integrarla con todos los recursos que posee dentro para darle la forma más armoniosa. Si se queda en solo la consigna el resultado será pobre. El actor, como verdadero chamán, debe hacer la alquimia en su interior para producir el efecto mágico que requiere el teatro.

Pero como ocurre casi siempre y al ser un arte que proviene de lo humano y se expresa a través de lo humano también la frase toca lo más profundo del ser. De ahí la grandeza y sabiduría impregnada en el arte teatral.

Lo que proviene de fuera siempre son pruebas, golpes de Kyosaku (vara utilizada por el maestro en la meditación zen) para estar continuamente alerta, despierto, buscando dentro de nosotros los mejores recursos para responder de la manera más sabia. Una palabra, una acción hecha por otra persona, una situación en la que nos vemos envueltos, un pensamiento que nos llega, una tentación… La vida a modo de director teatral nos deja ir improvisando a partir de lo que nos surge de dentro para tener libertad de movimiento, pero de vez en cuando nos va dando indicaciones para comprobar cómo las escuchamos y ejecutamos con lo que llevamos dentro.

Por lo cual y continuando con la analogía teatral, cuanto más nos entrenemos como actores, corporal, mental, emocional y espiritualmente mucho mejor preparados estaremos para recibir las indicaciones de los mejores directores.

No se trata de reaccionar, sino de responder de la manera mas artística y sabia posible.

Por eso aludo siempre a que en cualquier arte, como en la vida, si empezamos desde pequeñitos a practicar , a vivir con la mirada puesta en la belleza, la armonía,y tratando de mostrar nuestra mejor versión, a los demás y a nosotros mismos, tanto más podremos comprender su profundidad y ” le sacaremos todo el meollo “, parafraseando a Thoreau.

Empecemos pues a comprender mejor la vida entrenándonos con la práctica de un arte…El teatral, por ejemplo.

TEATRO-DO   “Una Vía Artística hacia el autoconocimiento”

              Gori Artieda

 

Share
No Comments

Post A Comment