Busco Algo…

Busco Algo…

Share

Busco algo

Aunque no se bien el qué

Pero lo busco…

La dificultad está en la limitación de las palabras. A pesar de las grandes mentes ( Shakespeare, Cervantes, Aristoteles, Platon, Umberto Eco…) que han conseguido extraer el máximo jugo al negro sobre blanco, seguimos condenados a la tragedia de la limitación de las palabras.

Cuando uno lee algo, lo lee desde su mapa mental.Y cree entender. Y así es, pero desde su mapa.

La realidad o el territorio, como le llaman algunos…es otra cosa.

Limitar con palabras lo indescriptible es encajar, etiquetar, algo que es mucho mas grande. 

Sobre todo porque tendemos a asociar unas palabras con una ideología, una filosofía, una religión, unas creencias.

Y necesitamos como el agua el poder definir, clasificar, etiquetar, opinar sobre lo que leemos o escuchamos porque en caso contrario nos encontramos con el vacío.

Quizá por eso a los grandes maestro como Lao-Tse cuando nos dijo aquello de:

“El Tao que puede ser expresado no es el verdadero Tao” 

No lo entendemos, o los entienden muy pocos. No es mi caso. 

Lo leí por primera vez y por iniciativa propia (Por aquello de mi practica del Judo y del Zen) a los 14 años. Sigo teniendo el Libro en casa y sigo entendiendo muy poco.

Para mi, para mi mapa, para mi forma de entender este misterio que llamamos vida, lo apasionante y a la vez impotente es buscar algo que no se que es pero intuyo que es grande, infinito, inabarcable, inconcebible e inexplicable para nuestra maravillosa y a la vez limitadísima mente.

Y quizás cuando lo encuentre (porque sé seguro que lo encontraré), no podré explicarlo…

Solo podré reflejar, la alegría, el entusiasmo..,la excitación de haberlo encontrado.

Y al preguntarme cualquiera….Qué? 

Entre mi risa producto del hallazgo y el descojone de mi impotencia, caeré al suelo cual inadaptado inmaduro y y entre carcajadas que me impedirán hablar y levantarme del suelo diré….”No tengo ni puta idea,….Pero es una pasada”

 

Share
No Comments

Post A Comment